WeCreativez WhatsApp Support
Estoy aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntame lo que quieras!
¿Cómo puedo ayudarte?

La glándula pineal, también conocida como el apéndice del cerebro o el tercer ojo, es considerada no solo como un órgano de vital importancia para nuestras funciones orgánicas, esta misteriosa parte del cuerpo es también un portal hacia el alma, una bisagra entre nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestro campo energético.

La glándula pineal se encuentra ubicada en el cerebro (en el techo del ventrículo del cerebro, detrás de la raíz de la nariz) y tiene la forma de un guisante de alrededor de 150 miligramos de peso. Dada la importancia que reviste, cabe preguntarse si existe alguna manera para promover su funcionamiento y activación.

¿Por qué es importante activar la glándula pineal?

activar la glándula pinealLa glándula pineal controla los ritmos circadianos, por lo cual, es fotosensible; activa la hormona del sueño (melatonina) durante las noches. Así también, estudios recientes han dado a conocer que la glándula pineal posee microcristales sensibles a los campos electromagnéticos.

La glándula pineal, es considerada por algunas corrientes filosóficas como el asiento orgánico de la conciencia y de la percepción extrasensorial. Según el científico e investigador de los efectos del pensamiento sobre la realidad a nivel cuántico J. Dispenza, esta glándula se asemeja a una antena receptora de energías, mientras mayor es el grado de consciencia de la persona, tanto mayor es el desarrollo de la actividad de su glándula. Por consiguiente, existe una relación directa entre la energía que emite la persona y la activación de la glándula pineal.

Algunas prácticas que favorecerán la activación de la glándula pineal

meditación y glándula pinealMeditación:

Meditar, tal como ha probado la neurociencia, genera múltiples beneficios en nuestro cerebro, los cuales, se transmiten a nuestro cuerpo físico dado que el cerebro (y el sistema nervioso en general) controla todas las funciones del cuerpo. La glándula pineal, por tanto, también se ve favorecida por la meditación. En efecto, quizás sea la práctica que más favorece a la glándula pineal, por cuanto influye en el desarrollo de nuestra consciencia y eleva nuestras vibraciones energéticas.

Alimentos ricos en melatonina:

La melatonina es, como se ha dicho, una hormona que segrega la glándula pineal y que influye en la calidad del sueño, participando a su vez en varios procesos neurofisiológicos. Así pues, la calidad del sueño está correlacionada, en términos generales, con la salud de nuestro cuerpo físico. Algunos de los alimentos que favorecen la segregación de melatonina son las nueces, el plátano, los tomates, las cerezas y algunos cereales como el arroz, la avena y el maíz dulce. El café, si se consume, debe tomarse con moderación y preferiblemente en las mañanas, puesto que la cafeína se mantiene unas diez horas en el cuerpo y puede mantenernos despiertos o empeorar la calidad del sueño.

Ver también alimentación consciente: Alimentación consciente: una mejor forma de alimentarnos.

Yoga:

El Yoga, según un estudio de la Universidad de Wisconsin-madison, activa todas las glándulas del cuerpo, en especial las glándulas pituitaria y pineal. El yoga favorece la producción de DMT (dimetiltriptamina), el cual, se libera en la fase profunda del sueño (REM). El consumo de la planta de ayahuasca también libera DMT. No obstante, estas sustancias son ingeridas como parte de la medicina chamánica de manera esporádica y exclusivamente con fines medicinales y no como una práctica habitual dentro de estas tradiciones.

Ejercicio:

El ejercicio, aunque sea moderado, es siempre recomendable para mantener un buen estado de salud. La actividad física ayuda a mantener las funciones hormonales y neurofisiológicas en buen estado, y, dado que la glándula pineal es un órgano del cuerpo también se ve favorecida.

También leer: Caminatas conscientes y bienestar general 

En conclusión

La glándula pineal nos permite sintonizar con energías de elevada frecuencia vibratoria. Es sensible aún a los impulsos electromagnéticos de la tierra y, por tanto, nos permite conectar con la naturaleza y el entorno. Cumple una importante función en nuestro equilibrio holístico; mente, cuerpo, energías y espíritu. Lo interesante de esta parte de nuestro organismo es que cualquier actividad que favorezca nuestro crecimiento espiritual, hace lo propio por la activación de la glándula pineal. Es importante, pues, tener presente que las prácticas espirituales y los hábitos saludables siempre favorecerá su actividad. Se podría decir que hay una relación de interdependencia muy estrecha entre la glándula pineal, el bienestar general y el desarrollo de la consciencia.

Quizás también pueda interesarte leer: Meditar para mejorar la calidad del sueño.