WeCreativez WhatsApp Support
Estoy aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntame lo que quieras!
¿Cómo puedo ayudarte?

La meditación, como hemos destacado en muchos otros artículos, nos aporta muchos beneficios. Sin embargo, es importante entender que también nos puede causar cierta incomodidad, ya que nos lleva a un profundo proceso de autoconocimiento. Empezamos a darnos cuenta de que hay ciertos patrones que no nos gustan de nosotros mismos, o también, en el momento en que empezamos a generar energía positiva con las prácticas meditativas, comenzamos a activar emociones o situaciones que estaban bloqueadas y éstas comienzan a salir. A este respecto, es importante saber que en el trabajo interior, muy a menudo se produce cierta incomodidad y muchas veces cuando aparece esa incomodidad nos podemos ver tentados a dejarlo porque interpretamos esa incomodidad como que “esto no es para mi”. Debemos darnos cuenta que la incomodidad es simplemente un mensaje que nos dice que hay algo dentro de nosotros que estamos limpiando, y es bueno tener la paciencia y la calma de seguir trabajando a pesar de las incomodidades que surjan -tanto emocionales como en el cuerpo físico-, ya que la meditación es una forma suave pero muy eficaz para comenzar un proceso de autoconocimiento y cambio personal.

Entenderse, aceptarse y sanar

El autoconocimiento involucra aceptarse a sí mismo y, por consiguiente, se asocia a la empatía y aceptación hacia otros seres. Entenderse a sí mismo, en algunos casos, involucra perdonarse, trascender algún trauma y conocer lo que hay en la mente inconsciente. El autoconocimiento es, pues, una de las llaves para desenmarañar nudos energéticos y emocionales. Así también, la resiliencia y el bienestar son en buena parte resultado de un proceso de autoconocimiento. Como dato importante, se sabe por sus historias de vida que los maestros de sabiduría de la humanidad pasaron por procesos de autoconocimiento prolongado. De Buda (Sidharta Gautama), por citar algún ejemplo, se dice que alcanzó la iluminación meditando bajo una higuera.

meditación y autoconocimiento

Vida moderna y el autoconocimiento

El ritmo de vida ajetreado de las sociedades postindustriales, rodeadas de información al alcance de un teléfono móvil, a veces nos hace creer que dedicarle tiempo a conocernos a nosotros mismos es una pérdida de tiempo. Vivimos en piloto automático. No obstante, olvidarse de sí, comporta cierto grado de desconexión con nuestra esencia, conocerse a sí mismo es, pues, parte de la higiene mental y del camino hacia el desarrollo personal y la elevación de la consciencia.

También leer: Sanar con la mente cambiando los pensamientos.

Felicidad y autoconocimiento

autoconocimiento y espiritualidadLa felicidad viene de la mano del autoconocimiento. La noción de felicidad, como un estado de paz y tranquilidad, de hecho, tiene mucho en común con la capacidad para apaciguar la mente y estar en constante observación de la calidad de nuestros pensamientos y emociones, siendo esta una capacidad propia de aquellos con un alto grado de conocimiento sobre sí mismos. El autoconocimiento nos aporta la sensación de control sobre nuestras vidas, de nuestras necesidades y reacciones esperadas ante las circunstancias. Nos dice sobre aquello que debemos buscar, por cuanto obedece a nuestras necesidades más profundas como seres integrales y como parte del todo universal.

 El autoconocimiento es estar conscientes de nuestros estados de ánimo, de las experiencias internas, de nuestros pensamientos y emociones y también de los demás, de nuestro entorno.

Disponemos de lo necesario para desarrollar el autoconocimiento

autoconocimiento y bienestarAfortunadamente disponemos de lo necesario para alcanzar y promover el autoconocimiento. Como hemos dicho, una herramienta especialmente útil para este propósito y que está al alcance de todos, es la meditación.

La meditación es una práctica milenaria cuyos efectos positivos sobre el bienestar han sido sobradamente corroborados por la ciencia. Desde combatir el estrés, la ansiedad y la depresión, disminuir el tamaño de la amígdala (asociada a emociones negativas), hasta cambiar el patrón de neuroquímicos en nuestro cerebro para promover nuestro bienestar,  la meditación, es una de las herramientas más poderosas para la transformación personal y el bienestar integral. Bajo este orden de ideas, uno de estos efectos es, precisamente, promover el autoconocimiento y la introspección, ya que involucra la consciencia plena de nuestras sensaciones internas.

Conocernos a nosotros mismos nos ayuda a mejorar los vínculos humanos, los cuales, son muy importantes para nuestra salud y bienestar. A este respecto, aunque la inteligencia emocional y la capacidad introspectiva parezcan cualidades innatas, estas cualidades pueden desarrollarse con constancia y paciencia como cualquier otra habilidad, para lo cual, la meditación también ayuda muchísimo.

Como recomendación, si te llama la atención la meditación, es importante saber que al ser una herramienta que ayuda al autoconocimiento, hay que aceptar la incomodidad que pueda surgir al salir de la zona de confort, porque si buscamos siempre lo confortable, lo cómodo, no va a haber transformación. El cambio siempre implica cierta incomodidad, comenzamos a soltar viejos patrones, creencias, sensaciones, los cuales, aunque quieras soltarlos, podría ser difícil hacerlo por estar muy apegados a ellos. Así, aunque de manera consciente quieras cambiar estos patrones, tu inconsciente te puede dificultar la tarea. Y es allí precisamente en donde radica el extraordinario poder de la meditación, pues puede actuar sobre el inconsciente y todas las dimensiones del ser para generar cambios positivos y profundos.

Si quieres comenzar a meditar y no sabes cómo o por dónde empezar, te invito a probar mis terapias alternativas con meditación.

Quizás también pueda interesarte leer: Químicos de la felicidad y terapias alternativas: cómo los hábitos espirituales generan felicidad.